miércoles, 30 de septiembre de 2009

Ando

Sin ganas de demasiado... y con muchas ganas de nada

Tratando de comprender (como si se pudiera) a mi corazón desgarrado que llora y que duele... por aquello que fue feliz y que fue... que también no pudo ser... y que no quisiste que sea... o que siga siendo.
Sintiendo los resabios de aquella felicidad que extraño... repasando aquellas imágenes, esos mimos, aquellos besos, tus miradas...
Revolviendo esas palabras con estos deseos...
Sin entender demasiado todavía (o sin querer entender todo... no lo sé)
Leyendo la borra de aquel café... una lágrima.


Escuchando de nuevo el tango de la muerte que suena una vez más...
Aturdido ya de pensar tanto...

Desenchufado.

5 comentarios:

Soledad Di Pasquale dijo...

Y hay que tratar de buscarle el sentido a la duda, al andar, y a borra del café.

Muuuchos besos, fEr!

Grotesco dijo...

OPORTUNCRISIS lefernet!!! OPORTUNCRISISI!!
Enuncie con humor, que es algo q usted bien sabe hacer. La enuciación es el mundo que vivimos, es la realidad. No sea drástico en demasía, sea un reelaborador de la vida, sea grasioso, sea boludo. Mas vale ser un boludo libre que un broche para colgar la ropa... ¿qué me meto yo en la vida de los demás?... bue en fin... haga lo que pueda mientras conquiste sonrisas, eso creo.

Reveses Mínimos dijo...

Las ganas y la comprensión son cosas que siempre llegan, que siempre vuelven, que siempre se van.

Me alegra que diga lo que dice, como bien sabe hacerlo, en este lugar.

Lo celebro Belletti, a usted. Un vaso de vino quiere?
Tome, acá tiene.

Lo quiero
Y le dejo un abrazo

Nati.-

Luciana dijo...

Fer, es así. Cuando uno "anda", anda. Y eso sólo lo puede desandar uno mismo, de a poquito, despacito.

Y ojo, que una cantidad moderada de bebidas espirituosas en buena compañía puede contribuir para salir del mal paso.

Cuando quieras!

Besos.

Nacho dijo...

¡Upa, hermano!