sábado, 6 de diciembre de 2008

Mirá Lo Que Te Digo!!!

Hay algo que me molesta… bueno, para ser franco (perdón, Fernando) hay muchas cosas que me molestan. Pero en esta ocasión me quiero referir a una en particular.


Hoy quiero poner sobre el tapete una teoría tremenda: LA GENTE (y no me refiero a la revista) YA NO DISFRUTA MÁS… poco a poco estan inmunizandose al goce.


¿Por que digo esto?


Estimado lector, con una mano en el corazón… decime… ¿Cuándo fue la última vez que disfrutaste de una salida al teatro, al cine o a algún recital sin que falte la tarúpida o el zopenco al que le suena el celular en el medio de la función?. Y no solo eso… ¡A VECES HASTA CONTESTAN LA LLAMADA!


¿Que les pasa?, ¿cual es la urgencia? ¿Tanto les cuesta apagar un par de horas ese esclavizante aparatito?. ¡¿Como se explica?!!


¡¡¡NO PODÉS DISFRUTAR DE UNA OBRA ARTÍSTICA SI TENES QUE ESTAR PENDIENTE DE QUE TE LLAME TU CUÑADA!!!


Alguna vez escuche que en el medio de la función de La muerte de un viajante de Arthur Millar, interpretada por Alfredo Alcón y Diego Peretti (no se si han tenido oportunidad de verla, pero si la vuelven a presentar en algún momento, no se la pierdan). Sonó un celular. ¡Para que!

El Maestro Alfredo Alcón paró la función, pidio disculpas y dijo (palabras más, palabras menos… no estuve ahí) que el asi no podía seguir… que la obra en cuestión no era una revista chabacana y vulgar sino que era una comedia que planteaba una profunda reflexión sobre la condición humana… que lo disculpen pero que el iba a necesitar de un tiempo para retomar la concentración y seguir con la obra. ¡¡¡FANTÁSTICO!!!. Seguramente, aquel fulano al que le sonó el celular se lo tuvo que guardar oportunamente en lo profundo del bolsillo y no lo prendió nunca más en su vida. Pero… ¿Había que llegar a eso?


Otro caso… hace poco leí que, en oportunidad en que se presentara acá, en Santa Fe, la obra “The pillow man” (el hombre almohada) con Vando Villamil, Carlos Belloso, Carlos Santamaría (actorazos!)… y… bue… Pablo Echarri. La primera función no se pudo ver porque las fanáticas de Echarri estaban a los gritos y permanentemente ametrallaron a los actores con una sucesión de flashes. ¡Qué NECESIDAD!. Es que acaso la ansiedad no les permitía esperar al saludo final o esperar al galancito a la salida del teatro?... Parece que no.


Más cercano aún… porque esto si lo presencié… hace unos meses tuve la fortuna de poder ir a ver el preestreno de la nueva obra de LES LUTHIERS (para un fanático como yo, imaginense que fue algo análogo a tocar el cielo con las manos) “Lutherapia” en Rosario. Y después de la función conversando con un chico que había llegado de Buenos Aires a verlos, y es más… que había tenido la suerte de apreciar el show desde la primera fila. Bue… el tipo este me contaba que lo filmo con la camara digital, para después poder volver a verlo tranquilo en la casa.


¿Qué nos pasa? Es que acaso no podemos disfrutar más… ¡¡¡tan acostumbrados al vertigo estamos que no nos damos el tiempo para parar la pelota aunque sea un par de horas!!!


Sospecho que vale más el hecho de tener algún registro, por nimio que sea, del acontecimiento que fuere; para luego poder enrostrarselo en la cara a otro diciendole: ¡Viste, yo estuve y vos no!... y Ahora lo subo a Youtube para que veas la piolada que me mandé… Porque yo estuve, eh?.


¿Qué viste?... ¿Donde estuviste?... ¿Lo disfrutaste o estabas más pendiente de que te salga bien la filmación, para después mostrarle a los demás que estuviste?


Se esta perdiendo la capacidad de disfrutar… Una lástima.


¡No sabés lo bueno que estuvo!

13 comentarios:

Pooly dijo...

ahhhh
Miré bien lo que dijo y francamente, Fernando.. coincido
ja

No me quiero imaginar la cara del tipo al que le sonó el celular en plena obra, pero me parece que a Alfredito se le fue la mano, pero YO NO ESTUVE AHI, así que no puedo decir LO BUENO QUE ESTUVO.
jo

Buena la reflexión, la propuesta de parar y pensar si estamos disfrutando, por mi parte se que sí, pero cuando miro a mi alrededor quizás siento algo parecido a lo que lo motivó a abrir de nuevo esta página web y escribir esto.
Pero a eso vamos, no? parece que nos encaminamos a disfrutar cada vez menos. A buen entendedor..

Un abrazo

El pibe welshire dijo...

Claaaro que sí ¬¬

Grotesco dijo...

probablemente el arte deba adaptarse a la gente... probablemente los artistas deban adaptarse a la gente.
Es un nuevo modo de participar para el público. La interrupción con aparatos tecnológicos es "la democracia del arte". Actores, directores y público, todos aportan para hacer una sola obra de arte.
Particularmente, como estoy enchapado a la antigua, no interrumpo. Pero si tengo que pagar para ver a Echarri en el escenario interrumpiría; pero como estoy enchapado a la antigua no interrumpiría con flashes, sino con un oportuno y certero lanzamiento de un envase de sidra a la cara del mentado actor más una ráfaga de insultos a los/las cholulos/as que sacan fotos.
Ahora, díganme una cosa: Si en youtube hay un video de Echarri recibiendo un botellazo en la cara en plena obra... ¿lo verían?

Jor dijo...

Estoy totalmente de acuerdo Fer!
Uno no puede ir a ningun lado sin que este alguien sacando fotos, filmando o con el celularcito para todos lados.
Que se yo, se está perdiendo ese nosequequequeseyo que existe entre el artista y el espectador, pero la culpa la tiene el espectador, con esa necedad por no poder abstraerse del odioso trajín (o esmoquin en su defecto) del día a día.

Pero todavía existen algunos ejemplares para hacerle shhhh a la muchachada.


Un abrazote Fer

Le Fer Net dijo...

Muchas gracias por sus comentarios, resultan todos muy interesantes. (¿No le parece, Pibe?)

Pooly... un placer tenerla de güelta... Yo no creo que a Alfredito se le haya ido la mano... si a Scioli, por ejemplo (y se le sigue yendo, eh?). Gracias por pasar

Grotesco, saludolo nuevamente... bienvenido! Celebro sus intervenciones! (ya le avisaré cuando es la fiesta)

Jor... debo reconocer que soy uno de los que hacen shhhh, pero fundamentalmente soy de los que empiezan con los aplausos (pero no se lo diga a nadie)

Respecto al tema que nos compete... perdón... convoca.

Quizás lo que más me molesta es que con estas interrupciones, se banalice esa suerte de "ritual" que se brinda y se comparte al momento de ver una obra de teatro por ejemplo (como diria la querida Jor... ese nosequequequeseyo).

Por ahi, se me ocurre pensar (un poco en borrador) si en esta época del culto al fotolog (dedicado a las fanáticas de Echarri...) a los sms, donde la imagen se hace cada vez más omnipresente . En esta suerte de "Filmo, luego existo" (des)cartesiano. Me pregunto si todo esto no mediatiza, de alguna manera, nuestras experiencias sensoriales, en desmedro del disfrute puro, intimo, intenso que nos permite el arte.

Abrazos variopintos

Jor dijo...

Primero que todo y antes que nada, quería contarle que hubo una época en la que me reía muchísimo cuando alguien decía: "mirá lo que te digo", nada, un comentario tontísimo.

Creo yo, hablando de la mediatización de este tipo de experiencias, que las personas además de perder el completo disfrute, ese que consiste en no pensar en nada más que en lo que está sucediendo en ese momento, perdió la capacidad de las llamadas imágenes mentales.
Pareciera que ahora si no lo tenés en tu cámara no lo recordas y yo muchas veces le echo la culpa a la tecnología que nos hace tener todo de manera instantánea. Ya nada parece perdurar en nuestras cabecitas. Se es bastante necio al pensar que lo estás grabando, para disfrutarlo después, siendo que es tan mágico, único, disfrutar de ese momento. Sabiendo que, si uno prestase más atención al momento,resultaría de una experiencia inolvidable.
Será cuestión de saber utilizar estos hermosos recursos que nos brinda la ciencia.

Yo también soy de las que dicen Shhh y generalmente empiezo con los aplausos, antes de que termine el asunto. Tengo un problema de tiempos, que le vamos a hacer... Pero Fer, tampoco se lo diga a nadie.


Me gusta este blog, eh, se ha transformado en un lugar de debates muy interesantes.

Abrazote Fer :)

Grotesco dijo...

Creo que es bastante veraz lo que se ha comentado. Sucede que se ha borrado la diferencia cuerpo/alma (chico flash).
Es decir que el disfrute que supuestamente es personal, esa parte espiritual que nos permite ese tipo de goces no carnales, es ahora mediatizado. Se materializa en la publicitación del alma, no hay más cuerpo/alma. Ahora hay cuerpo/fotolog ... es el progreso...
La vida privada se publica, el disfrute no está ya en lo que el alma experimenta, sino en la publicación de a lo que el alma estuvo expuesta.

p/d: aclaro que no soy un sujeto que cultive su lado espiritual, es más, puedo decir que aborrezco el conepto alma por vago. Pero se entiende lo que digo. Saludos!

CANIZALES dijo...

Saludos desde Colombia!!

POEMAS PARA NADIE
http://umbralpoesia.blogspot.com/

Don Rodrigo dijo...

Me encantó la idea de Grotesco del botellazo de sidra a Pablo Echarri y, es más, que la hemorragia tenga origen en esa zona del cuero cabelludo en donde se pinta esas canas chetísimas, boló.

Respecto al texto matriz de estos comentarios, yo no soy amigo de las generalizaciones. Yo creo que todos nosotros sí disfrutamos las obras artísticas. Pero es evidente que hay un cardumen de imbéciles que no lo hacen.
¿Y saben qué? No me importa. Que no disfruten no me interesa. Bien hecho. Ellos se lo pierden.
El problema radica en otra parte:
No disfrutan... PERO TAMPOCO DEJAN DISFRUTAR.
Y ahí está el kid (niño) de la cuestión. Son perros del hortelano que merecen ser alcanzados por las esquirlas de esa sidra que hirió a Echarri o por toda la fábrica de Rama Caída.
El problema no es que el tipo al que le sonó el celular no disfrutó de la obra de teatro de Alcón. El problema fue que molestó a toda una sala e interrumpió la obra.
Que tu idiotez no perjudique a la obra en sí. Coincido en que todos somos parte de la obra... pero a veces atentamos contra ella.

En fin, brindo por este blog, para luego herir a Chablo Eparri con la botella.

Besos y nalgadas.

DON RODRIGO

Naaaachoooo!!! dijo...

Creo que se me ha ocurrido un negocio redondo: vender fotos de espectáculos artísticos. Si a la gente lo único que le interesa es tener un registro de un espectáculo que ni siquiera miró o escuchó, no veo la necesidad de que efectivamente asista a tal espectáculo.

¿Qué mejor que ofrecer esos servicios?

Es evidente que a esta gente le resulta algo secundario asistir a los eventos culturales, así que intuyo que algunos no querrán ir. Por lo tanto nuestra empresa podría encargarse de esa actividad tan tediosa que es la de disfrutar de un espectáculo, mientras los clientes compran la foto ya tomada o el video que nosotros filmaremos convenientemente.

Creo que sería un gran negocio y todos seríamos más felices: los que queremos disfrutar de un espectáculo podríamos hacerlo y los que sólo van a tomar fotos no tendrían que molestarse y finalmente tendrían ese registro que tanto anhelan para mostrarle a los amigos y así ser envidiados.

Coincido con Grotesco. Echarri merece un botellazo... pero tendríamos que ponernos de acuerdo para que uno la tire y el otro saque la foto en el momento justo.

Con Barba también coincido (aunque le digo que todos generalizan). Detesto a la gente que no entiende que vive en sociedad. Deberían tener en cuenta que hay algunos que sí sabemos vivir en sociedad y que los mataríamos con nuestras propias manos. ¡¡Eso es vivir en sociedad!! ¡¡Viva Perón, la puta madre!!

Belletti: gracias por este canto al buen gusto. Sentí como si sus palabras fueran mías. No puedo estar más de acuerdo con usted.

Abrazos!!

Weinbaum... el renegáu.

Anónimo dijo...

Bueno, voy a escribir algunos borradores en los márgenes.
Coincidimos, partamos de eso... Ahora, repartamos lo partido (en proporciones equitativamente distirbuidas)
Yo creo que el imbécil (llamemos a las personas por sus adjetivos precisos y rigurosos) que entró al teatro con el celular prendido disfrutó de la obra; inclusive, si Alcón no hubiese parado la escena, el tipo salía chocho de la sala con un snobísimo "Qué actor de la puta madre es Alcón". Digamos: es políticamente correcto hacerlo.
Al desconocido amigo Grotesco, con el cual coincido también: alma y espíritu son 2 categorías radicalmente opuestas. Alma tienen las sociedades mágicas, animistas y religiosas. Espíritu, por otro lado, es una categoría inaugurada con el racionalismo. Segundo: la distinción cuerpo/alma tiene sus límites cada vez más oscuros, al margen de la apreciación que ud. bien hace sobre el fotolog y toda esta basura inmunda del culto a la "normalidad", "standarización" y "homogeinización" no sé si de los cuerpos, pero sí de la imagen de los mismos.
Por último, ¿goce carnal? Yo la verdad no creo que esta gente goce de su sexualidad, ya que es una clara conducta histérica la que se pone de manifiesto y se alienta con la publicidad de las modas... pero goce carnal. Por otra parte: gozar de la carne está muy bien! Es sano! Ahora, el goce por el goce mismo es la muerte.
Se entendió algo?
Barba, Weinbaum y Belletti... son por estas cosas que la gente me odia?
Un abrazo.
Lic. Bisa

Le Fer Net dijo...

Amigos... resucite de las cenizas como el gato Félix, parafraseando al ex gobernador santafesino Víctor Reviglio.

Me gusta que se generen estos intríngulis en este espacio.

Creo que Don Rodrigo tiene razón cuando dice que hay una actitud "perrodelhortelanotezca" en est@s asistont@s a los que nos estamos refiriendo.

Weimbaun, la idea de la foto esta muy interesante. Pero no creo que sirva de mucho. Sino quien les va a quitar el gusto de actuar "per codere" aquellos que lo hacen.

Bisa, muy interesante sus borradores... ¿no me presta el lapiz?.
La gente no lo odia... pavote!. El que lo hace es porque no lo conoce... bah, eso creo. (jejeje)

Abracetes para todos

heguido dijo...

En vez de "You Tube" debería ser "Yo esTuve"...

100% de acuerdo.